SOBRE MI

 

 

Como regalo de mi primera comunión apareció un paquete pequeño. Era mi primera cámara de fotos, una pocket azul, con la que empecé a fotografiar todo lo que me rodeaba.

Después de varios años, al acabar la EGB, no tenía muy claro si estudiar periodismo, bellas artes o fotografía.

Así que acabe estudiando Delineante, cosas de la vida.

Aprendí a dibujar muy bien, tenía muy buena visión espacial y tridimensional. Todos los planos y dibujos debían ser perfectos, todas las medidas debían encajar. Realmente se me daba bien, pero la tinta negra de los rotring me acababa aburriendo, la perfección de las líneas me parecían sosas, y me acababa fugando a mi mundo de colores.

Me fui saliendo del tiesto. Después de varios años trabajando en ingenierías me revelé. (bonita palabra, revelarse)

Pero siempre con mi cámara colgada al hombro. Aprendí a revelar en blanco y negro, a descubrir la magia del laboratorio. Me fui interesando cada vez mas en todo lo relacionado con la fotografía. Libros, apuntes, cursos, charlas, siempre aprender , ver, buscar, y sobre todo fotografiar, fotografiar.

Fui por el camino del diseño gráfico, me fui formando en publicidad, en edición y retoque fotográfico.

Por fin estaba en el mundo del color, y disfrutaba de mi trabajo, durante varios años como responsable del departamento de impresión digital de una empresa en la que aprendí y disfrute del color.

En el año 2006 fundamos el estudio de fotografía click, en Leioa, desde entonces disfruto de mi rebeldía, hacer fotos.

Me gusta hacer las cosas bien, con cariño, como un artesano, me gusta ver bailar, la música, la naturaleza y los animales, colaborar en proyectos solidarios, me gustan las personas, me gusta escuchar mas que hablar, me gusta compartir y enseñar, me gusta observar, me gustan los detalles, las cosas pequeñas, los objetos raros de diseño. Me encantan las sorpresas, las emociones, las risas, las caricias y los abrazos de verdad.

Y la vida me va enseñando, que la fotografía es eso, buscar los detalles, buscar lo que es único, bello y diferente en cada momento y en cada persona. Y estar atento a esos momentos fugaces para captarlo con mi cámara.

Siempre buscando la verdad del instante fugaz y único que no se repite. Para poder revivirlo todas las veces que quieras.

Por cierto, soy Oscar, tu fotógrafo.